ServiTa considera que el ejercicio es de vital importancia durante todas las etapas de la vida. Diversos estudios se centraron en analizar el mínimo de ejercicio recomendable en ancianos para que éste tenga un impacto positivo en la salud, concluyendo que 1 minuto a la semana puede ser suficiente para mejorar su calidad de vida.

Dichos estudios han comprobado que la actividad física puede ayudar a mejorar la salud de los adultos mayores, sin embargo, debido al envejecimiento la mayoría de ellos deja de realizar ejercicio.

El envejecimiento es inevitable y se caracteriza por una reducción gradual de la masa del músculo esquelético, lo que provoca debilidad muscular para realizar actividades cotidianas, así como una pérdida de la capacidad aeróbica que impide la función física y una disminución en el control de la glucosa en sangre.

Dichas investigaciones tuvieron el objetivo de determinar cuánto es el mínimo recomendable de ejercicio para un adulto mayor, y encontró que 1 minuto a la semana puede ser suficiente para mantenerlos saludables.

Para esta conclusión se evaluaron a 34 adultos en promedio de 65 años, los cuales fueron sometidos a sesiones de ejercicio intenso, denominados entrenamiento de intervalo de sprint (SIT).

Tras las sesiones de entrenamiento, los adultos mayores demostraron tener una mejora en su salud, incluso con sólo una sesión por semana. Estos mostraron un mejor metabolismo de la glucosa en todo el cuerpo, una mayor aptitud aeróbica y una función física significativamente mejorada.

Por ello, desde ServiTa, recomendamos sesiones de entrenamiento moderadas (dentro de las posibilidades de cada persona) con intervalos de descanso continuos. Esto hará que la salud de nuestros mayores mejore de manera notoria haciéndoles la vida más fácil y llevadera.