Los beneficios de contar con una empleada interna en el hogar

Índice

Los ritmos de vida actuales son frenéticos y en ocasiones nos cuesta llegar a controlar muchas de las tareas importantes en nuestro hogar. Desde la limpieza hasta la gestión del cuidado de los niños o la atención a nuestros mayores, a veces es difícil sacar el tiempo suficiente para tenerlo todo controlado.

Si esto ocurre una buena opción es contar con ayuda de personal doméstico especializado. Este tipo de profesionales está preparado para encargarse de las tareas en la casa.

Contar con servicio doméstico en el hogar es una solución de gran ayuda. En muchos casos no bastará con un trabajador que se encargue de tareas por horas o que vaya sólo un par de días a la semana. Si la acumulación de tareas es elevada lo recomendable será contar con empleadas de hogar internas en el día a día.

Es interesante contar con una gestoría laboral de empleadas de hogar para la contratación de personal interno. Esto facilitará mucho las cosas en la tramitación de contratos, controlar el salario mínimo interprofesional o los días de descanso que le corresponden al trabajador.

Hará falta que la vivienda disponga de un espacio mínimo personal para el empleado. También es recomendable que sea lo más independiente posible del resto de la vivienda familiar.

Los beneficios de tener una interna en casa

Contar con empleadas internas en el hogar ofrece una serie de ventajas que hará más fácil que todo en la casa esté organizado.

La familia vivirá más tranquila y relajada y tendrá la sensación de que todo está bajo control.

Entre los beneficios más importantes podemos destacar:

Habrá una atención personalizada y constante

Con una cuidadora interna hay más tiempo de dedicación a las tareas en el hogar y al cuidado de los hijos o los mayores.

La confianza será mayor e irá en aumento. Poco a poco se hará más fácil la comunicación con la empleada y la organización de las tareas se hará con mayor fluidez.

Esto aporta tranquilidad al hogar y te permite dedicar más tiempo a tus actividades personales y vivir con un menor estrés. Podrás compaginar tus horarios laborales con los familiares con menos agobio.

Es un apoyo doméstico integral

La empleada interna asume diversas tareas del hogar, desde la limpieza hasta la preparación de comidas. Esto te permite liberar tiempo para otras actividades o simplemente para disfrutar de más momentos de ocio.

El trabajo doméstico sólo durante unas determinadas horas también es una ayuda pero nunca comparado con una empleada de hogar interna que se encargue de las tareas domésticas. En estos casos siempre habrá un mayor tiempo de trabajo y una organización más independiente sin que debas estar presente en cada momento.

Una gran ayuda para ancianos que viven solos

En el caso de personas mayores que viven solas en su casa una atención temporal no suele ser suficiente. Una empleada interna en el hogar puede ser la solución perfecta. Permitirá un control total de mil y una tareas por hacer, gestión de las citas médicas, medicación, etc.

La presencia constante de una cuidadora interna garantiza la atención necesaria y también compañía, vital para el bienestar emocional de las personas mayores.

Gran flexibilidad para la familia

La ayuda de una empleada interna facilita que los familiares puedan ausentarse tanto en viajes cortos cotidianos como en largas temporadas.

Esto es útil si en tu caso debes viajar habitualmente por motivos laborales o personales. Organizar un viaje de este tipo no te supondrá dedicar horas a buscar soluciones para el cuidado de tu familia.

Flexibilidad horaria

Al residir en el domicilio, la cuidadora interna ofrece una adaptación horaria que difícilmente se logra con empleados externos.
Aunque esta persona debe disfrutar también de su tiempo libre y jornadas de descanso, es mucho más fácil la comunicación y coordinación con los horarios familiares.

Aumenta el tiempo de calidad en la familia

Las familias dedican una gran parte de su tiempo a organizar las tareas en el hogar: limpiar, cocinar, las compras, etc.

Contar con personal interno permite descargar a los miembros de la familia de todas esas tareas. El tiempo que se comparte en familia puede destinarse en mayor medida a aspectos lúdicos, actividades familiares y mejorar la comunicación.

Mejora el tiempo compartido y sobre todo el tiempo de calidad.

Los miedos de contratar personal interno

En muchos casos la contratación de personal interno es más que necesaria pero muchas familias se muestran reticentes a dar ese paso.

Por lo general existen miedos principalmente por la pérdida de privacidad dentro de la familia y también por compartir el espacio privado de convivencia.

En la mayoría de los casos estos temores desaparecen rápidamente. Ten en cuenta que el personal interno se termina convirtiendo en alguien de la familia.

Una buena comunicación y coordinación permitirá que la familia siga teniendo los momentos personales y de intimidad.

El hecho de que las tareas en el hogar estén más controladas gracias al trabajador interno el tiempo de la familia se puede dedicar más a aspectos personales y lúdicos y poner a la familia en el centro.

¿Necesita que le asesoremos?

Servicio doméstico

Cuidado de ancianos

Últimos artículos

¿Necesita que le asesoremos?
Rellene el formulario con sus datos y nos pondremos en contacto
Call Now ButtonContacte ahora