¿Cómo se debe calcular el finiquito de una empleada de hogar?

Índice

Lo primero para calcular el finiquito de una empleada de hogar es entender lo que es y qué elementos lo componen. El finiquito es un documento en el que se recoge la compensación económica que le corresponde al trabajador al terminar su relación laboral. El finiquito también es el pago correspondiente de la cantidad debida.

Hay que señalar que el finiquito no es lo mismo que la indemnización por despido de la empleada de hogar. Es la cantidad que se le debe por la extinción del contrato.

El finiquito se percibe siempre independientemente de si la finalización del contrato laboral es por despido, por finalización de la temporalidad del contrato o por el desistimiento del empleador o de la propia empleada de hogar.

¿Qué cantidades tiene el finiquito?

A la hora de calcular el finiquito de una empleada de hogar hay que tener en cuenta estos elementos:

  • Los días trabajados efectivos.
  • La parte proporcional de las pagas extraordinarias.
  • Las vacaciones que no se hayan disfrutado.
  • Las horas extras que se hayan realizado.
  • Otros elementos recogidos en convenio como beneficios sociales y similares.

Calcular el finiquito paso a paso

Vamos a ver al detalle la fórmula para calcular el finiquito de la empleada de hogar. Esta fórmula es válida en todos los casos independientemente de la causa de extinción del contrato.

Paso 1: El salario mensual pendiente

Lo primero es calcular los días de salario desde la última nómina pagada. Para calcular el salario diario que se debe a la trabajadora hay que dividir el salario mensual entre 30 días.

Esta cantidad de salario diario hay que multiplicarla por los días trabajados durante ese mes.

Veamos un ejemplo:

La empleada del hogar trabaja a jornada completa y  finaliza la relación laboral el 10 de junio, y la última nómina fue el 31 de mayo. Vamos a calcular el finiquito.

Salario de los días trabajados desde la última nómina.

  • Calculamos el salario diario: 1.250 / 30 = 41.67 € al día.
  • La empleada trabajó hasta el 10 de junio, por lo que le debemos 10 días.
  • Cálculo: 10 días x 41.67 € = 416.7 € de salario devengado.

Paso 2. Parte proporcional de pagas extras

Para calcular la parte de las pagas extras que se debe. Para ello hay que dividir la cantidad de una paga extra completa y dividir entre los 360 días del año.
La cantidad que nos salga hay que multiplicarla por cada día desde que se abonó la última paga extra.

Parte proporcional de las pagas extras no prorrateadas:

  • La empleada recibe 14 pagas al año. La última paga extra se recibió el 1 de mayo.
  • Calculamos la parte proporcional desde la última paga extra: 1.250 / 360 * 10 (días desde el 1 de mayo) = 34.72 €.
  • Cálculo: 34.72 €.

Paso 3. Añadir las vacaciones que no se han disfrutado

Para añadir esta cantidad hay que hacer el siguiente cálculo: multiplica los días de vacaciones totales anuales por los días de trabajo efectivo y divide entre 360.

A esta cantidad hay que restar los días de vacaciones que si haya disfrutado el trabajador y multiplicar por el salario diario del paso 1.

  • La empleada tiene derecho a 2.5 días de vacaciones por mes (30 días trabajados).
  • Calculamos las vacaciones generadas: 2.5 x 5 (meses trabajados) / 12 = 1.04 días generados.
  • Supongamos que la empleada no ha tomado vacaciones.
  • Cálculo: 1.04 días x 41.67 € = 43.33 €.

Paso 4. Calcular finiquito

Para el cálculo final del finiquito hay que sumar estas tres cantidades anteriores. Esto incluye el salario generado y no pagado, más las vacaciones que no se han disfrutado más la parte proporcional de las pagas extraordinarias no pagadas.

Total finiquito = Salario generado + Parte proporcional de pagas extras + Vacaciones no disfrutadas

  • La suma en este ejemplo sería 416.7 € (salario devengado) + 34.72 € (parte proporcional de pagas extras) + 43.33 € (vacaciones no disfrutadas) = 494.75 €.
  • También habría que añadir aquí las horas extras o complementarias que hubiera hecho la trabajadora durante el mes que no se le hayan pagado aún.
  • Si hubiera otras cantidades por conceptos distintos que no se hubieran pagado también hay que proceder a incluirlas en el finiquito.

Añadir la indemnización por despido

En el caso de que la finalización del contrato sea por despido también hay que añadir la indemnización que corresponde en el finiquito. No así el en caso de despido por desistimiento o por despido disciplinario.

A la cantidad total del finiquito hay que descontar las cotizaciones a la Seguridad Social. Como ves el cálculo finiquito empleada de hogar es algo complicado en ocasiones. También lo es calcular la indemnización empleada del hogar en caso de despido si la trabajadora tiene derecho a indemnización.

Por eso lo recomendable es contar con una gestoría para empleadas de hogar que pueda ayudarte en los trámites. Un servicio así hará los cálculos exactos sin ningún fallo. También gestionará todo el papeleo en el caso de que exista derecho a paro de la empleada de hogar y haya que tramitar la documentación.

Contratar a tu empleada de hogar a través de una empresa de servicio doméstico en Madrid también te solucionará problemas futuros.

¿Necesita que le asesoremos?

Servicio doméstico

Cuidado de ancianos

Últimos artículos

¿Necesita que le asesoremos?
Rellene el formulario con sus datos y nos pondremos en contacto
Call Now ButtonContacte ahora