Consejos para elegir un andador para ancianos

Índice

Los andadores son una herramienta muy útil para el mayor. Cuando llega el momento en el que la movilidad se ve reducida estos elementos son fundamentales para que la autonomía del mayor no se vea mermada.

Con los andadores para ancianos se proporciona seguridad y equilibrio al mayor. También a todas aquellas personas que tengan una movilidad reducida por edad o por algún tipo de discapacidad.

Las necesidades de cada persona mayor son distintas, también su situación puede tener sus peculiaridades concretas. Por eso hay distintos tipos de andadores y hay que saber cómo elegir el adecuado para cada caso.

Tipos de andadores para elegir

Para saber exactamente qué tipo de andador elegir lo mejor es entender las características esenciales de cada uno de ellos. Así podrás saber cómo encajarlo en las necesidades concretas de cada persona.

Vamos a ver algunos de los tipos de andadores más habituales.

Andadores sin ruedas

Los andadores sin ruedas para ancianos ofrecen una estabilidad excepcional, aunque son menos conocidos y habituales que los andadores con ruedas.

Obviamente la estabilidad es mayor pero la libertad de movimientos no tanto por no disponer de ruedas. Requiere más esfuerzo del mayor.

Es recomendable más para interiores como por ejemplo en el hogar. También en el caso de que el mayor se encuentre en recuperación dentro de un hospital o clínica, por ejemplo.

Hay que tener en cuenta que este tipo de andadores se mueven con los brazos. Es decir, que el mayor deberá tener una buena movilidad en los brazos.

Por lo demás tienen otras ventajas entre las que destacan que son andadores ligeros y fáciles de plegar y sobre todo la estabilidad que ya mencionamos.

Andadores con dos ruedas

Los andadores con 2 ruedas para mayores tienen una buena resistencia y estabilidad aumentando la movilidad. También son unos andadores ligeros.

Estos modelos de andadores tienen 2 patas fijas detrás y las 2 ruedas delante lo que permite moverlos con facilidad.

También existen algunas opciones con un pequeño asiento para descansar que el mayor agradecerá en las distancias medias o largas.

Suelen ser muy ligeros y también permiten plegarse.

Andadores con tres ruedas

Desde luego no son los andadores más habituales ni conocidos, aunque pueden ser bastante prácticos en ciertas situaciones.

Una de las cosas buenas de estos andadores es que sirven tanto en interiores como en exteriores. Suelen incorporar algún tipo de compartimento para llevar la documentación y otros elementos.

Andadores con 4 ruedas

Los andadores que tienen 4 ruedas son quizás los más conocidos y permiten una gran facilidad de movimientos al mayor.

Son el tipo recomendable para los espacios exteriores y con mayor necesidad de tiempo de utilización.

Si se busca un andador para utilizar en la calle en la vida diaria y el mayor necesita moverse con frecuencia este es el modelo perfecto.

Por lo general su diseño suele ser muy completo con distintos complementos como cestas para utensilios, respaldos para la espalda, asientos y similares.

También suelen tener un sistema de frenos manual que aporta mayor seguridad.

¿Cómo elegir el andador adecuado para el mayor?

Al elegir un andador lo primero que hay que tener en cuenta es la situación del mayor.

En la descripción de los distintos tipos de andadores hemos dado pistas de por ejemplo los que mayor movilidad ofrecen. Puedes ya hacerte una idea de los que son adecuados para interior o exterior o los que se van a utilizar durante más tiempo.

Vamos a ver algunas cosas más que hay que tener en cuenta.

El peso es importante

Una de las cosas que hay que tener en cuenta es su peso. Y claro está, siempre en relación a las posibilidades del mayor en este sentido.

Siempre hay que elegir un tipo de andador que facilite la vida al mayor. Que garantice su libertad y que le requiera el menor esfuerzo para utilizarlo.

Contar con los complementos

Para un sencillo andador para interior los complementos quizás no sean tan importantes. Pero si se va a elegir un andador para exteriores que se vaya a utilizar durante más tiempo es fundamental tener en cuenta los complementos.

Un andador que se va a utilizar durante muchas horas al día necesita incorporar asientos, cojines, bolsas para llevar las pertenencias, etc.

Incluso en función de las horas de utilización puede ser recomendable algún tipo de iluminación con linternas o paraguas y sistemas parasoles.

Un andador para personas mayores en casa

Si el mayor no puede vivir solo pero cuenta con ayuda en exteriores la opción de utilizar un andador en el hogar es la recomendable.

Si tiene problemas de movilidad. No tendrá tanta necesidad de levantar el andador ni enfrentarse a terrenos irregulares con lo que será más fácil para ellos mover el punto de apoyo.

Si cuenta con un servicio de cuidado de mayores a domicilio quizás sea preferible elegir un andador que se adapte tanto al exterior como al interior.

Andadores para exteriores

Si el mayor tiene problemas de movilidad las ruedas facilitan su libertad de movimientos en exteriores. Además será recomendable elegir modelos de andadores con asientos que se adapten a las necesidades concretas del mayor.

También hay que pensar en modelos sólidos y robustos. En ese caso los andadores de acero combinan perfectamente un peso ligero con una gran estabilidad y resistencia para el mayor.

Si la movilidad del mayor es muy reducida utilizar en casa un andador puede ser una buena opción. Pero habrá que combinar para exteriores con sistemas de movilidad más completos.

Si este es tu caso o el de la persona mayor a la que quieres ayudar te recomendamos solicitar una silla de ruedas en Madrid, si eres de dicha comunidad.

Es la mejor manera de que el mayor pueda desplazarse en largas distancias con comodidad y seguridad en todo momento para proteger al mayor.

¿Necesita que le asesoremos?

Servicio doméstico

Cuidado de ancianos

Últimos artículos

¿Necesita que le asesoremos?
Rellene el formulario con sus datos y nos pondremos en contacto
Call Now ButtonContacte ahora