La alimentación en las personas mayores, ¿igual o diferente a la nuestra?

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Índice de Contenido

Los nutrientes son sustancias en los alimentos que nuestros cuerpos necesitan para poder funcionar y crecer. Estos incluyen proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas, minerales y el agua. La buena nutrición es importante, sin importar su edad. Pero a medida que uno envejece, el cuerpo y la vida cotidiana cambia. Por ejemplo, puede necesitar menos calorías, pero de todas formas requiere suficientes nutrientes. En algunos casos, incluso necesitan más proteínas.

Consejos para llevar una alimentación saludable

1. Comer alimentos que le entreguen muchos nutrientes sin demasiadas calorías extra:

  • Frutas y vegetales (elija diferentes tipos con colores vivos).
  • Granos integrales, como avena, pan integral y arroz integral.
  • Leche descremada y queso bajo en calorías, o leche de arroz o de soya fortificada con vitamina D y calcio.
  • Pescados, mariscos, carnes magras, aves y huevos.
  • Legumbres, nueces y semillas.

2. Evitar las calorías vacías o huecas:

Estas son alimentos que tienen muchas calorías pero pocos nutrientes, como patatas fritas, dulces, productos horneados, bebidas azucaradas y alcohol.

3. Preferencia por alimentos bajos en colesterol y grasas:

Especialmente evitar los que contienen grasas saturadas y trans. 

4. Tomar suficientes líquidos:

Evitar la deshidratación. Algunas personas pierden la capacidad de sentir sed a medida que envejecen. Además, ciertos medicamentos pueden aumentar la importancia de beber suficientes líquidos.

5. Haga ejercicio:

Especialmente evitar los que contienen grasas saturadas y trans. 

¿Qué puede hacer si tiene problemas para llevar una alimentación saludable?

A veces, las enfermedades u otros problemas pueden dificultar el comer sano, por eso mismo te dejamos aquí una serie de recomendaciones para poder llevar una alimentación saludable:

  • Organizar algunas comidas caseras o cocinar con un amigo. También puede servir tener algunas comidas en un centro para adultos mayores, un centro comunitario o un centro religioso cercano.
  • Si tiene problemas para masticar o siente alguna molestia, consulte a su dentista para que lo examine.
  • En el caso de tener problemas para tragar, intentar beber muchos líquidos junto a la comida. 
  • Si tiene dificultades para oler y probar la comida, intentar agregar color y textura para hacerla más interesante.
  • En el supuesto de que no coma lo suficiente, agregue algunos bocadillos saludables a lo largo del día para ayudarle a obtener más nutrientes y calorías.
  • Por último, contar con la ayuda de un cuidador experto, si la persona mayor se encuentra en la situación de ser incapaz de realizar comidas muy elaboradas o variadas con frecuencia.

¿Tienes dudas sobre
las cuidadoras internas? las cuidadoras externas? otros servicios?

Si tienes dudas sobre cómo podemos ayudarte o necesitas una asesoría personalizada, no lo dudes. 

¡Te llamamos gratis!