Preguntas Generales

Somos una empresa especializada en el cuidado de mayores, realizamos la selección y gestión de personal experto y cualificado en cuidado de personas mayores y ayuda a domicilio, dando servicio a toda la Comunidad de Madrid y Guadalajara ciudad.

La Agencia ServiTa es el intermediario perfecto para ayudar a las familias a encontrar al cuidador o cuidadora ideal para el cuidado de tus seres queridos.

Tenemos la misión de poner en contacto a los cuidadores o cuidadoras de ancianos con las familias que requieren de apoyo a domicilio para los mayores de su hogar.

Nos ocupamos de seleccionar al candidato ideal para cada usuario. Preparamos una cita previa en persona con los candidatos para que puedas escoger al que más se adapte a lo que estás buscando, ¡tú tienes la última palabra!

ServiTa sólo selecciona personal altamente cualificado y con una amplia experiencia en cuidado de personas mayores, proporcionándole así́ el profesional que mejor se adapte a sus necesidades.

Realizamos cientos de entrevistas a cuidadores o cuidadoras mensualmente, exigiendo experiencia, referencias demostrables o títulos certificados, entre otros.

¡Claro que sí! Con ServiTa eres tú quien decide y tiene la última palabra. Te presentamos 3 candidatos que encajan a la perfección con el resultado de la valoración previa. A través de una entrevista cara a cara podrás conocerlos y escoger al candidato que más te guste.

El Equipo ServiTa se ocupará de gestionarlo todo para que las familias ganen en tranquilidad. Facilitamos la contratación legal de cuidadores o cuidadoras de personas mayores y ayudamos a las familias con el papeleo.
Desde nuestras oficinas resolvemos todas las dudas de nuestros clientes y ponemos a su disposición el servicio de gestoría:

  • Contrato laboral y modificaciones.
  • Altas y bajas en la Seguridad Social.
  • Envío mensual de las nóminas.
  • Cubrir las bajas y vacaciones del cuidador o cuidadora.
  • Seguimiento exhaustivo.
  • Cualquier otro trámite que necesites.

También dispondrás del apoyo profesional y del asesoramiento laboral que necesitas.

Sobre contratación del cuidador/a

Actualmente, existen muchos cuidadores o cuidadoras que falsifican los datos, la experiencia y la formación que aparece en sus CV, para poder acceder a las ofertas de trabajo y aprovecharse de las diferentes situaciones familiares. Por ello, es muy importante llevar a cabo un estricto proceso de selección para poder validar la información con referencias válidas

Además, muchas familias ignoran cómo llevar a cabo los trámites y las gestiones laborales necesarias para poder tener un cuidador contratado en el hogar, actuando dentro del marco legal.

Para ServiTa lo más importante es el bienestar de los mayores por eso nos preocupamos por su familia y las necesidades que esta pueda tener, por lo que solo seleccionamos personal altamente cualificado y con una amplia experiencia en cuidado de personas mayores, proporcionándole así́ el profesional que mejor se adapte a sus necesidades.

La ley hace responsable a las familias de conocer y seguir las pautas de contratación para poder disponer de empleados que presten servicios en el hogar. No cumplir los trámites y las gestiones laborales puede conllevar enormes consecuencias. Nos exponemos a inspecciones de trabajo y a ser denunciados por terceros e, incluso, por el propio empleado.
Una vez procesado el caso por contratación ilegal, el trabajador podrá reclamar su salario de forma retroactiva durante 1 año y con un 10% de recargo. Por otro lado, la Seguridad Social tiene derecho a reclamar las diferencias salariales durante 4 años, más un 20% de recargo y una posible sanción por falta de cotización que pueden ascender entre 600 y 100.000€. No debemos perder de vista que, cuando contratamos a un “falso cuidador o cuidadora” ponemos en riesgo la salud y la seguridad de los mayores, de la familia y de los bienes personales.

Los empleadores tienen la obligación de conocer la ley, de contratar los servicios del hogar siguiendo el marco legal y de respetar los derechos del trabajador. Es fundamental que la familia ofrezca al cuidador o cuidadora unas buenas condiciones de trabajo. Es muy importante que cuides de tu cuidador o cuidadora como él cuida de tus seres queridos, así incentivarás vuestra relación y motivarás al trabajador a ofrecer un servicio óptimo y eficiente. En el caso de los cuidadores o cuidadoras internos es obligatorio ofrecer una habitación para que pueda guardar sus objetos personales y asegurar su comodidad.

 

También es muy importante que respetes sus días festivos, vacaciones y horas de descanso diario y semanal. En cuanto a términos de salario, debemos pagar lo que rige el Salario Mínimo Interprofesional, que varía de forma anual. También debemos pagar las bases de cotización correspondientes a la Seguridad Social. Debemos guardar todas las nóminas mensuales, desde el principio de la relación laboral hasta su fin.

Tu coordinador de ServiTa te ofrecerá el apoyo que necesitas y se ocupará de todo, así no tendrás que preocuparte por nada.

El sueldo lo abona la familia al cuidador o cuidadora. ServiTa recomienda transferencia bancaria para dejar constancia del pago. Si el pago se realiza en efectivo, debemos entregar y recibir copia firmada de la nómina.

 

Las cuotas de la Seguridad Social se cargarán automáticamente a la cuenta bancaria del empleador al vencer el mes. La Cuota mensual también se carga directamente en la cuenta bancaria de la familia.

No, no afecta a la renta familiar. Sin embargo, aconsejamos a las familias consultar siempre con su gestor, ya que existen posibles deducciones dependiendo de la comunidad autónoma en la que se realice la contratación del servicio.

SÍ, podrá concertarse por escrito un periodo de prueba que no podrá exceder de dos meses y durante el cual la familia deberá comprobar que la cuidadora o cuidador contratado cumple con las expectativas que buscaban.
Durante el período de prueba se podrá rescindir la relación laboral por voluntad de cualquiera de las partes, sin alegar causa alguna, salvo que se haya pactado lo contrario anteriormente. No existe ningún tipo de indemnización y tan sólo se pagarán los días trabajados y los días de vacaciones generados.

El cuidador o cuidadora dispone de 30 días naturales de vacaciones al año, independientemente de su jornada laboral. El disfrute de estos días debe negociarse entre el empleador y el trabajador. Las vacaciones deberán disfrutarse antes del 31 de diciembre del año en curso.
Los cuidadores o cuidadoras tienen derecho a los festivos nacionales, autonómicos y locales. Durante los días festivos, el cuidador o cuidadora no está obligado a trabajar, aunque siempre podéis llegar a un acuerdo. Si los cuidadores trabajan algunos días festivos, estos deberán ser abonados. Es muy importante avisar al personal de ServiTa antes del día 20 del mes en curso, para así poder modificar la nómina.

Cuando la familia necesita cubrir la sustitución de su cuidadora o cuidador, debe notificar la incidencia (baja, vacaciones o despido) al personal de ServiTa. En ServiTa solicitamos a las familias que, en caso de requerir sustitución por vacaciones o festivo, se avise con una antelación mínima de 7 a 15 días, así podremos asegurar la prestación del servicio y garantizar la buena calidad y la eficiencia del servicio.
Informamos que los procesos de sustitución son exclusivamente para períodos superiores a 72h.

Sí. Dependiendo del servicio, los cuidadores o cuidadoras tienen derecho a unas horas de descanso u otras. Los cuidadores o cuidadoras externas disponen de un descanso semanal de 36 horas consecutivas. También cuentan con el derecho de un descanso entre jornada y jornada de 12 horas.
Los cuidadores o cuidadoras internas disponen de un descanso diario de 2 horas al día, en las que pueden salir del domicilio, y de un descanso semanal de 36 horas consecutivas.

El primer paso es saber si está justificado, su empleado o empleada debe informar y justificar una ausencia o retraso.
Si la ausencia es injustificada, lo más aconsejable es pactar la recuperación de esas horas. En el caso de que no se recuperen las horas, la familia debe ponerse en contacto con su coordinador o coordinadora ServiTa para informar de la ausencia y así poder modificar la nómina correspondiente.

Preguntas sobre contratación y gestión de cuidados internos 24h

Los cuidadores y cuidadoras internos trabajan desde el domingo a las 21h hasta el sábado a las 9h. Por ley, disponen de 36h continuadas de descanso en fin de semana. En caso de requerir cubrir todos los días de la semana, sería necesario tener a 2 cuidadores o cuidadoras contratados.
El segundo trabajador cubriría las horas del fin de semana. Su horario sería de sábado a las 9h hasta el domingo a las 21h. El trabajador interno siempre debe tener, como mínimo, 36 horas de descanso semanal continuado.

El cuidador interno pasa todo el día en el domicilio, esto le otorga los siguientes derechos:

  • Derecho a realizar las 3 comidas diarias en el domicilio.(*incluidas en su salario)
  • Derecho a disponer de una habitación individual con cama y un pequeño espacio para sus objetos personales en el domicilio del dependiente. (*incluido en el salario.)
  • Derecho a 2 horas de descanso diarias, para poder dedicarlas a sus comidas principales.

La distribución horaria del descanso se negociará entre el empleador y el trabajador.

El cuidador o cuidadora no está obligado a desplazarse con la familia a otro lugar para seguir con sus servicios de cuidado. Si se requiere, esto debe estar especificado en el contrato de trabajo.

En todo caso, siempre se puede negociar con el trabajador, pero los días en que el empleado acompañe a la familia, no contarán como vacaciones.

Preguntas sobre los servicio de cuidados para mayores

Sí, puedes contratar a un cuidador externo a tiempo parcial desde 1 hora a la semana, hasta un máximo de 60 horas semanales (contando los tiempos de presencia). La jornada diaria podrá ser desde 1 hora hasta 12 horas (contando los tiempos de presencia).
Los cuidadores o cuidadoras internos cubren las 24 horas del día con un descanso diario de 2 horas y uno semanal de 36 horas mínimo.

En caso de querer contratar los servicios para cubrir una semana entera, el servicio lo realizarían dos cuidadores profesionales, garantizando así su descanso, su calidad ya que solamente podrá trabajar como máximo 6 días a la semana.

Los cuidadores o cuidadoras a domicilio son los encargados del buen cuidado de las personas mayores. Deben velar por su seguridad, comodidad, salud y bienestar.

Los servicios de asistencia a domicilio tienen como objetivo facilitar el día a día de las personas mayores y hacer su vida mucho más sencilla. Los cuidadores o cuidadoras deben ayudar al usuario en las tareas diarias y a cubrir sus necesidades, velando por su salud y promoviendo su autonomía e independencia para mejorar su calidad de vida.

Todas las tareas relacionadas con el cuidado de la persona dependiente serán obligación del cuidador o cuidadora:

  • Mantener limpia la habitación y las zonas del usuario.
  • Velar por la correcta higiene personal del usuario.
  • Ayudar a vestir al usuario.
  • Velar por la seguridad constante del usuario.
  • Controlar la medicación y seguir las pautas del médico.
  • Preparar las comidas para el usuario, siguiendo las pautas del profesional médico y de una dieta sana.
  • Acompañar al usuario en los paseos y/o recados, fuera del domicilio.
  • Acompañamiento y apoyo en urgencias médicas y a citas médicas previas.
  • Realizar compras de objetos necesarios para el cuidado del mayor.
  • Preparar ejercicios físicos y cognitivos para mantener activo al usuario e incentivar el envejecimiento activo, teniendo en cuenta sus limitaciones y las indicaciones previas del médico.

También podrán ocuparse de otras tareas relacionadas con el día a día del usuario, en todo lo que sea necesario para garantizar su comodidad, seguridad, salud y bienestar.

Contratar a una cuidadora incluye pagar su salario y alta en la Seguridad Social. Los servicios de la agencia Servita se abonan aparte y varían según el servicio.

 

Existe una cuota de inicio, dependiendo de la jornada del cuidador/a de 150€ a 300€. La cuota de alta incluye:

¿Qué incluye la cuota de inicio?

  • Búsqueda personalizada de la empleada en función de las necesidades de la o las personas a cuidar.
  • Entrevista personal. Todas nuestras cuidadoras son entrevistadas personalmente en nuestras oficinas y verificamos tanto su documentación como sus aptitudes.
  • Contrastación de las referencias.
  • Selección de la o las cuidadoras y envío de CV.
  • Organización de entrevistas con la familia.
  • Trámites de alta en la seguridad social, tanto del empleador como de la empleada.
  • Envío de la documentación de la o las cuidadoras contratadas.

Por último se abona una cuota mensual que depende del servicio. Desde 49€ hasta 69€ dependiendo del número de horas contratadas.

¿Qué incluye la cuota mensual?

  • Servicio de sustitución ilimitado, cubriendo también las bajas médicas y las vacaciones. El salario de la cuidadora sustituta deberá ser abonado por la familia.
  • Elaboración del contrato de trabajo.
  • Trámites y gestión de nóminas mensuales.
  • Asesoría laboral, altas y bajas en la seguridad social, modificación de contratos de trabajos, realización de finiquitos, despidos, etc.
  • Seguimiento continuo.